Thursday, August 27, 2009

Revuelo por el duende sanjuanino - Argentina

Fuente: Diario de Cuyo
Un hombre que vive en Chimbas, San Juan, supuestamente atrapó a la criatura en el cementerio. Cobraba entre 5 y 50 pesos a sus vecinos por verlo. Uno de ellos le pagó por fotografiarlo.
Según el Diario de Cuyo: "Esta foto fue tomada con un celular por uno de los vecinos del Lote Hogar 38 y es una de las que más circulan. Muchos jóvenes y adolescentes del lugar la tienen guardada en sus computadoras. Aseguran que los de la imagen son Ariel y el duende, que se aferraba con fuerza a los barrotes de la jaula mientras gruñía."
"Era impresionante, verde, daba mucho miedo. Yo no lo quise mirar mucho"; “lo sacaron un ratito de la jaula y caminaba de costado en la mesa. No hablaba, hacía como unos gruñidos. Tenía cuatro dedos en vez de cinco"; "yo entré a verlo y le hice fotos con el celular. Movía las manitos, era muy feo, como un viejito deforme". Estos son algunos de los testimonios de los vecinos del Lote Hogar 38 de la localidad de Chimbas, San Juan. Todos los vecinos hablan de lo mismo: un duende merodea el barrio y la policía ya lo está buscando.

Historia real o mentira orquestada, el cuento superó las fronteras del barrio y llamó la atención de todo San Juan. El Diario de Cuyo asegura que todos coinciden en haber visto un duende que da miedo. Gruñe, pega alaridos de noche y camina de costado. Los perros enloquecen y dicen que la foto que circula es real.

Ariel Fernandez, de 31 años, asegura haberlo atrapado y lo mantuvo en cautiverio durante una semana. Rápidamente los vecinos se enteraron de la captura por lo que el cazador comenzó a cobrar entre 5 y 50 pesos por ver al duende enjaulado y una de ellas le pagó extra para fotografiarlo con su celular.

El vecino, que supo hacerse unos pesos con el extraño duende, dijo que cada tanto lo llevaba al comedor y lo dejaba suelto.

Ariel prefería llamarlo”el bicho” y dice que lo encontró detrás del cementerio de Pocito donde trabaja, lo envolvió en una campera y se lo llevó. Finalmente decidió "soltarlo cerca de donde lo encontré" por dos motivos: se le había llenado la casa de gente, y "el bicho ya tenía los ojos colorados, parecía muy triste, o enojado". Finalmente el captor soltó al duende horas antes que personal de la Universidad alcanzara a comprárselo. La policía fue hasta la casa de Fernández para investigar.

No comments: